A reír un rato con micro cuentos y relatos


Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF A reír un rato con micro cuentos y relatos PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro A reír un rato con micro cuentos y relatos. Feliz lectura A reír un rato con micro cuentos y relatos Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF A reír un rato con micro cuentos y relatos en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF A reír un rato con micro cuentos y relatos Pocket Guide.
Micro cuentos para soñar en colores / Milia Gayoso Manzur

En cierta ocasión, se reunieron en una solitaria propiedad en las afueras de la ciudad, de la cual se contaban horrores y se prohibía el paso. Al llegar, no vieron en el sitio nada imponente, se trataba de una diminuta y derruida cabaña, la cual no tenía si quiera espacio para ventanas, le faltaba la mitad del techo y mostraba rastros de daños por fuego.

Sacaron sus artefactos, una ouija casera , un par de velas negras, sangre de animales, etc. Apenas la figura salió de la sombra, pudo comprobarlo, era el mismo, pero en forma de espectro, por quien sabe que tratos truculentos, había logrado volver a este mundo para obtener su venganza, pero él no quería dañarlo, no físicamente, solo quería hacerle saber que estaba cerca, que miraba cada uno de sus movimientos, que habitaba su casa, y que se había convertido en el mejor amigo de su hijo.

Después de las tormentas, y de todos los cuerpos que se llevaron las aguas , empezaron a desaparecer personas que trabajaban en los campos, como si se los tragara la tierra, sin explicación alguna, desaparecían para no volver a verlos jamas. No se sabe a ciencia cierta, si la desaparición de las personas, tenga relación con lo que la gente vio de los muertos del panteón, pero ninguno se volvió a ver jamas, quedando todo como una historia de terror o un mito urbano mas.

Luego de caminar unos pocos kilómetros por una vereda sinuosa, se topó con un paraje que bien podía formar parte del paraíso. Era un lugar repleto de vegetación. De repente, comenzó a escuchar el murmullo del agua y se dio cuenta que cerca de él se encontraba un apacible río de aguas cristalinas. Cuando cayó la tarde, colocó su tienda de dormir como de costumbre y encendió una gran fogata para que las bestias se alejaran de la zona. Pese a eso, durante la noche alcanzó a oír una serie de ruidos que de alguna forma despertaron un sentimiento de terror en su mente. Por la mañana se levantó y fue hacia el río para darse un buen baño.

No pasaron ni dos segundos, cuando quedó paralizado al notar que se aproximaba a toda velocidad una víbora de gran tamaño. La foto fue publicada en distintos portales de Internet e inclusive algunos de ellos le añadieron un círculo de color rojo, a fin de prevenir a los nuevos viajeros. Estaba solo en la habitación, sentado en una esquina, lleno de preocupación, pues de la nada simplemente un día, se despertó sin ninguna inspiración , sentía el alma vacía, el corazón aletargado, todo aquello que antes le ilusionaba escribir, inventar, sentir, se volvió indiferente.

Sumido en su gran pena, escuchó una voz, que suavemente le dijo —No te preocupes aquí estoy- , volteaba alrededor, buscando la fuente, pero sin poder ver nada, creyó que se estaba volviendo loco, pero como aun cargaba una gran depresión encima, volvió a agachar la cabeza, sintió entonces un escalofrió en la espina cuando una mano le tocó la nuca. Se puso en pie en un segundo, esperando se revelara ante él la causa de tal espanto.

El cuentista aceptó sin vacilar, pues en ese justo momento ya había creado una historia para aquel hecho tan singular. Abrazado de la muerte, convertidos en polvo en medio de un remolino, viajaron toda la noche a cada rincón de la tierra, en donde la muerte levantó su cosecha. Tomaba cada alma de diferente manera, haciendo que la mente del cuentista volara, creando miles de historias.

Llegando al lugar, parecía que la mina había sido abandonada, todas las herramientas quedaron en el piso, parecía que las personas habían salido corriendo y ni los utensilios de trabajo se habían llevado, decía Luis a Julian: mira compadre hasta las herramientas nos dejaron. Nadie pudo creerle su historia, así que él simplemente se dedicó a fingir que todo estaba bien. Aun así, nadie quiso mencionar la relación evidente. Rompió todas mis muñecas y los juguetes de mi hermano, dijo que fuimos nosotros y después nos castigaron. Hace varias noches que ella se escapa cuando cree que estoy dormida, pero, siento cuando toma mis manos lentamente y se las quita de encima, luego me pone la almohada para que no me dé cuenta que se ha marchado.

Por la madrugada ella vuelve a acurrucarse conmigo y en las mañanas solo recibo regaños por travesuras que yo no hice. Espero que esa sea toda su venganza, porque por todo lo que hace a mí me va mal. Ojala aun no haya empezado a romper cosas. Como parte del servicio social propio de su nueva profesión de médico, Demetrio fue enviado a una apartada comunidad en lo alto de las montañas.

Estaba muy emocionado de poder ayudar a la gente, pero al llegar se encontró mayormente desconfianza. Lo veían tan joven, que les parecía inexperto. Tan solo un par de personas lo vio con buenos ojos, y lo recibieron de la mejor forma posible, ya que llevaban meses sin un doctor en el pueblo.

Así que lo acomodaron en una buena habitación en casa de uno de ellos y el resto se encargaba de darle comida o cualquier otra cosa que necesitara. Había siempre alguien que lo acompañara, aunque el pueblo era pequeño nadie quería que se perdiera. Una madrugada, escuchó el ladrar de los perros, y fue a ver de qué se trataba. Los rígidos y lentos movimientos con los que se desplazaba, hicieron pensar al joven que se encontraba muy mal herida, así que corrió para darle alcance. Tocó su espalda; en ese momento ella se dio vuelta, mostrando su cuerpo cadavérico , emitiendo un lastimero grito de dolor en la cara del joven que lo obligó a salir corriendo.

Se llevó con él a su joven esposa y tres hijos, cortando todo contacto con el resto de la humanidad. Pasaron los años en completa soledad, tan solo ellos, cinco; hasta que lo atrapó la vejez y la enfermedad, en su lecho de muerte, luchaba por tener el tiempo suficiente de contarle a sus hijos el terrible secreto que lo llevó al éxito, aquel mismo que se convirtió en la razón de su aislamiento. Les dijo entonces que poseía el anillo del brujo , un poderoso objeto capaz de conseguirle todo lo que deseaba, a cambio del alma de un hombre bueno, les confesó cuanta gente sacrificó para sus propios fines, ya que ni siquiera los conocía, el propio anillo las buscaba, pero estaba muy arrepentido de ello.

Esperaba que sus hijos siguieran su camino, pero estos tenían otra cosa en mente. En cuanto supieron dónde estaba, quisieron probar su eficacia; pelearon por él, se hirieron, hasta que solo uno quedó vivo y puso en su dedo el anillo. Se retorcía y chillaba, ante la sensación de que algo invadía su cuerpo , en unos instantes, también estaba muerto en el suelo. El anillo no debía usarse, bastaba con dirigirse a él para pedir deseos, solo un alma buena se requería para hacerlo funcionar, pero un alma retorcida servía para que el brujo volviera a la vida.

Lo hizo en el cuerpo del ambicioso muchacho, y bajó de la montaña a conocer el nuevo mundo, y esparcir de nuevo su reinado de terror. La familia Rodríguez se sentía un poco nerviosa porque la inauguración del Hotel de sus sueños, se había empañado con la llegada de una tormenta y posiblemente algunas personas que estaban en camino se encontraban perdidas en el bosque en medio de la tempestad.

Encuentra lo que buscas

Se repartieron velas entre los huéspedes y trabajadores, y sin tener mucho que hacer, la mayoría decidió ir a dormir. Fue entonces que uno de los huéspedes, entre el murmullo del viento, el tic-tac de las gotas de lluvia y el estruendo de los truenos, alcanzó a percibir el llanto de un niño en su habitación. Aunque les costó trabajo creer en lo que decían el par de muchachos, todos los empleados del hotel acudieron a la mentada habitación, pero el endemoniado niño ya no estaba ahí.

Pero pronto supieron donde andaba porque una serie de gritos inundaron el hotel. Cuando la luz volvió muchos de las personas que estaban ahí, se encontraron con mordidas y arañazos en su cuerpo, y el hotel cerró antes de haber abierto. Y sin saber de dónde vino aquella criatura que ahora tenía un hotel completo para él solo, esperando viajeros perdidos que llegaran hasta ahí.


  • El Dolor Torácico en Atención Primaria.
  • LIBRO XVI DE POESÍAS ANDALUZAS: (POESÍA ANDALUZA ACTUAL nº 16).
  • Sonido para audiovisuales: manual de sonido!
  • El espejismo de la ciencia!
  • El santuario. Crónicas Vampíricas 9 - Anne Rice - Babelio.
  • Cuentos de Terror.

Luis se había ganado su propia habitación, tras varios años de compartir el espacio con sus hermanos menores. Esa noche mientras dormía tranquilamente, fue despertado por un rechinido , tras el cual vinieron otros, al encender las luces, notó que las puertas de todos los casilleros estaban abiertas. Al acercarse vio que las cerraduras estaban maltratadas, y supuso que por eso no podía cerrarlas, así que se fue de nuevo a dormir. Por la mañana, se levantó de prisa, pues era tarde para la escuela, pero tuvo que interrumpir su carrera, porque se dio cuenta que todas las portezuelas estaban cerradas.

Cuentos de Terror

Durante las clases no paraba de pensar lo que había sucedido, pero dio por sentado que todo había sido un sueño, por haberse dormido pensando en su nueva habitación. Pero esa noche sucedió lo que la anterior y a la misma hora. El chico estaba sin habla, a punto de desfallecer por la impresión, pero por fortuna su padre escuchó el alboroto y entraba para pedirle a Luis guardar silencio.

Sus ojos casi terminan desorbitados al ver sombra tras sombra inundando la habitación. Su reacción fue inmediata, sacó a su hijo del cuarto, mientras le pedía perdón. Aparentemente todo el mobiliario había sido rescatado de un viejo hospital, el cual había dejado de funcionar desde el día en que se quemó y murieron en el la mayoría de los empleados y pacientes. Al parecer, muchos de ellos no se dieron cuenta de que habían fallecido, y seguía atados a su rutina, abrían los casilleros en el cambio de turno, y colocaron un paciente en la cama del chico , por suerte, este llegó después de que ellos habían salido de la habitación….

Un estudiante universitario se dirigió al bosque en busca de algunos especímenes para su trabajo final, su tarea era sencilla, encontrar plantas e insectos para después catalogarlos. Era para él una pasión, así que el tiempo se le fue volando, cuando se dio cuenta la noche lo había atrapado , la oscuridad lo rodeo en un instante, y aunque pensaba conocer muy bien el camino no era así. Caminó por un momento pero se sintió perdido, no sabía hacia dónde avanzar con tremenda oscuridad. Por fortuna pudo distinguir una pequeña cabaña en medio del bosque; pensó que sería buena idea entrar y pedir resguardo esa noche hasta el amanecer.

Resulta que en aquel lugar había una gran mina de diamantes, sólo que nadie se atrevía a acercarse siquiera un poco a ella. La razón era porque aseguraban que en su interior vivía una bruja. Con sólo dar el primer paso dentro del yacimiento, pudo percatarse de que aquella caverna estaba cubierta en su totalidad de diamantes, inclusive algunos yacían en el piso esperando literalmente que alguien pasara y los recogiese.

Precisamente eso fue lo que hizo, se detuvo a recolectar unas cuantas piedras cuando de momento escuchó una serie de tétricas carcajadas. En un suspiro apareció la bruja frente a él y le dijo:. Y diciendo esto, la bruja levantó una de sus huesudas manos señaló al muchacho y lanzó un conjuro. La piel y la carne de Nelson se fueron carcomiendo lentamente, no sin antes dejar tras de sí una serie de alaridos que brotaban de la boca de aquel hombre.

Acto seguido, sus huesos fueron convertidos en diamantes. Para los que estaban buscando cuentos cortos de terror , les dejo esta gran lista con los 17 mejores cuentos que recopilamos. Este cuento de terror corto fue enviado por nuestro amigo Newborn y comienza así… Aquellos cinco chicos habían planeado su acampada por meses, así que se sintieron muy decepcionados cuando no pudo llevarse a cabo debido a una fuerte nevada que impedía el paso a la montaña.

Tanta era su ilusión por ir, que se negaban a bajar el equipo del auto. Viendo esta actitud, uno de los padres propuso utilizar un sitio alterno, un terreno vacío en el cual el solía jugar cuando niño y que seguía en las mismas condiciones, al llegar ahí, todos los chiquillos salieron volando del coche e instalaron sus casas de campaña en un abrir y cerrar de ojos.

microcuentos – Página 9 – Mis Microbrelatos

Los padres se encargaron de hacer las guardias y pasaban cada veinte minutos a contarlos: uno, dos, tres, cuatro, cinco… era la cuenta una y otra vez. Era habitual escuchar ladridos y aullidos venir del parque a diario. De pronto en silencio se vio interrumpido por desesperados ladridos, y en un momento eran ya chillidos, los arbustos se movían, y se hizo de nuevo el silencio.

Las personas en el parque se impresionaron un poco con aquellos ruidos, la mayoría de ellos se detuvieron…. El perro se metió entre ellos, les olía todo el cuerpo, salivando…. Cuando todos se sentían perdidos, un chiflido lo llamó hasta su amo, solo se vio salir de entre la niebla una enorme mano cubierta de fuego, que dejó el ambiente impregnado de azufre. Al día siguiente eran menos los perros que se presentaron al banquete diario, y cuando sus ladridos no se escuchan los vecinos del lugar saben que no deben poner un pie en el parque, porque esa noche le toca su paseo, al perro del infierno.

Apenas la chica estuvo en la puerta los señores se fueron.

A reír un rato con micro cuentos y relatos A reír un rato con micro cuentos y relatos
A reír un rato con micro cuentos y relatos A reír un rato con micro cuentos y relatos
A reír un rato con micro cuentos y relatos A reír un rato con micro cuentos y relatos
A reír un rato con micro cuentos y relatos A reír un rato con micro cuentos y relatos
A reír un rato con micro cuentos y relatos A reír un rato con micro cuentos y relatos

Related A reír un rato con micro cuentos y relatos



Copyright 2019 - All Right Reserved