Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70)


Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70) PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70). Feliz lectura Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70) Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70) en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70) Pocket Guide.
Menú de navegación
Tercera Fuerza (Psicología Humanista)

Su edad se estimó alrededor de los 12 años. El caso despertó en su época, finales del siglo XVIII, un apasionante debate en el mundo intelectual, conmovido por el enternecedor e intrigante caso. La escritora Harlan Lane planteó por primera vez en su libro "El Niño Salvaje de Aveyron", la posibilidad de que Victor fuera autista 4. Pero la autora acabó rechazando esta opción por las siguientes razones: 1 Victor, mostraba cambios bruscos de humor desencadenados por causas vinculadas a la relación con otras personas; 2 no estaba profundamente aislado, sino que mostraba un cierto afecto con los que eran amables con él; 3 no tenía obsesiones marcadas; 4 no tenía grandes dificultades para la manipulación; y 5 tenía lenguaje gestual.

Sin embargo, el vocablo autismo no fue utilizado en la literatura médica hasta En esa fecha, el psiquiatra suizo Paul Eugen Bleuler introdujo este término para referirse a una alteración, propia de la esquizofrenia, que implicaba un alejamiento de la realidad externa. Bleuler, profundamente interesado en la esquizofrenia, utilizó el significado inicial para referirse a la marcada tendencia de los pacientes esquizofrénicos a vivir encerrados en sí mismos, aislados del mundo emocional exterior 6. Se entendía por autismo el hecho de estar encerrado en uno mismo, aislado socialmente.

Poco después, en , el psicólogo también suizo, Carl Gustav Jung introdujo los conceptos de personalidad extravertida e introvertida, ampliando el enfoque psicoanalítico de Sigmund Freud 7. Este enfoque definía a la persona con autismo como un ser profundamente introvertido, orientado hacia el mundo interior.

Menú de navegación

El introvertido era para Jung una persona contemplativa que disfrutaba de la soledad y de su mundo interno; de manera que la introversión severa, denominada autismo, se creía que era característica de algunas formas de esquizofrenia. Durante los años previos a Leo Kanner fueron apareciendo trabajos que se pueden considerar aproximaciones conceptuales al autismo.


  1. El ocaso de la esperanza.
  2. Ejercitos arriba vigilantelana?
  3. Las 7 mejores frases de Carl Rogers.

Tales aportaciones se inspiraban en interpretaciones de lo que se denominó esquizofrenia de inicio precoz 8 , síndromes parecidos a la esquizofrenia 9 o cuadros regresivos en la infancia Ello indicaba que las personas con autismo, como es obvio, acudían a las consultas e intrigaban a los psiquiatras de la época. La incorporación del término autismo al significado actual se debe a Leo Kanner, tras la aparición en del que se puede distinguir como el artículo fundacional del autismo actual: "Autistic disturbances of affective contact" Kanner había nacido en en Klekotiv, un pueblecito de Austria, actualmente perteneciente a Ucrania.

Tras haber finalizado sus estudios de medicina en Berlín y haber vivido la primera guerra mundial, emigró a los Estados Unidos en el año Pronto orientó su interés hacia la Psiquiatría, y especialmente a los problemas infantiles en este campo. No tardó en ver recompensada su dedicación, al ser seleccionado en para desarrollar en el Hospital John Hopkins de Baltimore el que puede ser considerado como primer servicio de Psiquiatría Infantil en el mundo. A él se debe la publicación del primer libro sobre la materia "Child Psychiatry" en Kanner era por encima de todo un gran clínico, con una extraordinaria capacidad de observación y una agudeza exquisita para apreciar los rasgos típicos de sus pacientes.

Se sentía profundamente indignado cuando contemplaba como las damas de alcurnia de la alta sociedad americana contrataban abogados para que les facilitaran la custodia de muchachas de la escuela de débiles mentales a quienes trataban peor que a esclavas.

En una sesión de la American Psychiatric Association en el año , denunció que muchas no recibían sueldo, que trabajaban exhaustivamente, que estaban mal alimentadas y que eran maltratadas Pero como era de esperar, nadie conocía el cuadro clínico tan a fondo como Kanner.

Nadie podía precisar y comprender con mayor precisión cuales debían ser los límites entre el autismo y otros trastornos. Puesto que el conocimiento del autismo estaba emergiendo, era capital no confundirlo con otros problemas, de otro modo resultaría muy adulterada la investigación y el progreso en el conocimiento de la naturaleza del autismo.

Con esta finalidad, Kanner propuso como criterios que definían el autismo precoz los siguientes síntomas cardinales: aislamiento profundo para el contacto con las personas, un deseo obsesivo de preservar la identidad, una relación intensa con los objetos, conservación de una fisonomía inteligente y pensativa y una alteración en la comunicación verbal manifestada por un mutismo o por un tipo de lenguaje desprovisto de intención comunicativa. Al mismo tiempo que Kanner progresaba en sus estudios se iba extendiendo por América y por Europa el conocimiento del trastorno. Como era lógico esperar, pronto surgieron interpretaciones contradictorias y discordantes.

En se confirmaba en Europa la existencia del síndrome tras la publicación de los trabajos de van Krevelen en Holanda 15 y de Stern en Francia Se lamentaba Kanner de que mientras en Europa era bien aceptada la precisa delimitación del autismo como una enfermedad "sui generis" , en el continente americano se extendía el habito de diluir el concepto original a causa de incorporar interpretaciones y conceptualizaciones heterogéneas. El diagnóstico de autismo se convirtió casi en una moda. Kanner estaba escandalizado y satirizaba la tendencia a considerar "por decreto" que el destino de un bebe venía determinado de modo exclusivo por lo que ocurre en el interior y alrededor del neonato De modo que la terapia, como afirmaba irónicamente Kanner, podía modificar las potenciales fatales consecuencias y ofrecer la oportunidad para adaptarse a las exigencias de la convivencia suburbana.

Esta postura le había llevado a escribir, ya en , el libro titulado: "En defensa de las madres. Tras alguna vacilación inicial en este segundo aspecto, la postura de Kanner fue clara y rotunda en ambos aspectos. Dedicó amplio espacio en sus escritos a discutir, con sorprendente clarividencia, ambas cuestiones.

Kanner tenía una fina sensibilidad para esclarecer los conceptos que se manejaban en su época y para reconocer los límites entre los conocimientos sólidos y las especulaciones teóricas. Ello le condujo a defender con firme contundencia, sustentada en una profunda comprensión de sus pacientes, la separación entre autismo y esquizofrenia 19 Para Kanner el cuadro clínico del autismo, tal como él lo había descrito, era tan específico que se podía diferenciar claramente, no solo de la esquizofrenia, sino de cualquier otro trastorno.

No dejó tampoco de hacer notar que la llamada esquizofrenia infantil, en sus tiempos, era todavía una entidad especulativa, basada en gran parte en insinuaciones derivadas del relato de familiares de pacientes esquizofrénicos adultos o adolescentes. Sostenía que ello se evidenciaba en la falta de respuesta anticipatoria cuando alguien hace la acción de intentar tomarlo en brazos En la publicación inicial, donde describía magistralmente el cuadro clínico del autismo, recogió las observaciones sobre 8 niños y 3 niñas que le habían llamado poderosamente la atención.

Es por ello que, al final del artículo, define el autismo como "alteración autista innata del contacto afectivo".


  • Poemas de Imagenes Vivas?
  • Account Options;
  • Secretos Magicos de Amor: Guia Para Mantener a Su Esposo Solo Desceando Estar a su Lado?
  • IRREPROCHABLES (TRILOGIA IRREPARABLES nº 3).
  • Historia de la educación en España!
  • De hecho, Kanner intuyó que sus observaciones tendrían una gran trascendencia en el mundo de la medicina. Así quedaba recogido en las primeras frases del artículo:. Seguidamente, son descritos de forma minuciosa cada uno de los 11 pacientes. Sorprendentemente para su época, Kanner también era consciente de que, como ahora bien sabemos, no se hallaba ante una enfermedad rara. Es muy posible que algunos de ellos hayan sido considerados como débiles mentales o esquizofrénicos.

    Editorial CCS - Libro: LOS ORÍGENES DE LA PSICOLOGÍA HUMANISTA

    De hecho, varios niños del grupo nos fueron presentados como idiotas o imbéciles, uno todavía reside en una escuela estatal para débiles mentales, y dos habían sido considerados anteriormente como esquizofrénicos". Por el momento parece que tenemos ejemplos puros de trastornos autistas innatos del contacto afectivo". Hans Asperger. Un año después del artículo de Kanner sin saber de Kanner. Contrasta la relativa placidez de la vida universitaria de Estados Unidos, donde estaba ubicado Kanner, con la atormentada situación de Viena durante la II Guerra Mundial.

    Al poco tiempo de finalizar la contienda fue nombrado director del Hospital Infantil de la ciudad. La publicación de Asperger recogía la historia de cuatro muchachos, y al igual que Kanner, utilizaba el término autismo psicopatía autista , coincidencia asombrosa si se tiene en cuenta, como parece ser, que Asperger desconocía el trabajo y la publicación de Kanner, y viceversa. Los pacientes identificados por Asperger mostraban un patrón de conducta caracterizado por: falta de empatía, ingenuidad, poca habilidad para hacer amigos, lenguaje pedante o repetitivo, pobre comunicación no verbal, interés desmesurado por ciertos temas y torpeza motora y mala coordinación.

    Asperger solía utilizar la denominación de "pequeños profesores" kleine Professoren para referirse a ellos, destacando su capacidad para hablar de sus temas favoritos de modo sorprendentemente detallístico y preciso. No sorprende que se haya especulado que la personalidad del propio Hans Asperger compartiera algunas características propias del síndrome por él descrito. Asperger no sólo era un gran clínico, sino que era un defensor apasionado de la integración social y laboral de las personas que tenían las características que había descrito. No deja de ser admirable que en una sociedad regida por las ideas eugenésicas del nazismo, Asperger destacara el valor social de estos ciudadanos, coincidiendo con Kanner en su enfoque humanista del tratamiento a los pacientes.

    Por ello, afirmaba con contundencia que los maestros trabajarían mejor y conseguirían los mejores resultados si se ponían de su lado. Abogaba por una educación basada en la comprensión. Este olvido empezó a experimentar un giro a partir de , tras la traducción de sus trabajos al inglés por Lorna Wing, a quien se atribuye el término síndrome de Asperger De todos modos, la divulgación, no solo de la denominación, sino de la difusión del conocimiento del síndrome, tiene su punto de partida en la publicación de la traducción al inglés de los trabajos de Asperger por Lorna Wing.

    Origen del Coaching

    Paradójicamente, poco tiempo después de haberse categorizado el síndrome de Asperger, dando lugar a una expansión del diagnóstico, la misma autora introdujo el concepto de TEA, concepto bajo el cual tiende a quedar diluida la especificidad del trastorno de Asperger. Si bien se reconoce en Asperger la paternidad del trastorno por él identificado, en el año la neuróloga rusa Ewa Ssucharewa publicó la primera descripción de pacientes que actualmente diagnosticaríamos como síndrome de Asperger.

    Los pacientes descritos por Ssucharewa fueron rescatados para la literatura médica por Sula Wolff, quien los asimiló al grupo de pacientes que dicha autora ha clasificado como trastorno esquizoide de la personalidad en la infancia Sin embargo, los límites entre este trastorno y el síndrome de Asperger son muy sutiles y difíciles de delimitar Las aportaciones de Kanner, aterrizaron en territorios donde las teorías psicoanalíticas y conductistas tenían un fuerte arraigo, especialmente las primeras. Si bien el autismo era una realidad clínica incuestionable, su interpretación abría un fuerte debate, en la actualidad todavía presente en ciertos entornos.

    Curiosamente, al igual que Kanner y Asperger, nació en Austria. Hasta bien entrados los 30 años tuvo que asumir las cargas familiares, debido a la muerte prematura de su padre. Una vez solucionados los problemas económicos reemprendió los estudios de filosofía en la Universidad de Viena. Durante 7 años, juntamente con su primera esposa Gina, tuvo a su cargo a Patsy, un niño americano que él mismo posteriormente describió como autista.

    Se doctoró en Historia del Arte por la universidad de Viena, lo cual le llevó a estudiar la influencia en el arte de los arquetipos de Jung y la interpretación del arte como expresión del inconsciente freudiano. Cuando Austria fue anexionada a Alemania en , estuvo recluido en los campos de concentración de Dachau y Buchenwald durante 11 meses.

    Afortunadamente para él, una amnistía declarada por Hitler en motivo de su cumpleaños, le permitió recuperar la libertad. En , poco tiempo después haber emigrado a los Estados Unidos Bettel-heim contrajo matrimonio, y tuvo tres hijos. Desarrolló la mayor parte de su vida profesional como profesor de educación y de psicología en la Universidad de Chicago. Bettelheim estableció un paralelismo entre los síntomas del autismo y su vivencia en el campo de concentración, donde la relación con los carceleros le había llevado a un aislamiento y negación del mundo exterior.

    Sus teorías alcanzaron gran difusión tras la publicación del libro "The Empty Fortress: Infantile Autism and the Birth of the Self" La interpretación radical de las teorías de Beethel-heim sostiene que la madre rechaza la existencia de su hijo. Bettelheim sostenía que los primeros días de la vida del bebe, son críticos para el desarrollo. Tomando como ejemplo la lactancia, destacaba la importancia de aspectos formales como la forma de sostenerlo durante la ingestión de leche. En tanto que Bettelheim tomaba como punto de partida los primeros días de vida, Erikson se centraba en el hecho de que estos niños, desde una edad muy temprana fracasan sutilmente en la respuesta a la mirada, sonrisa y contacto físico, la cual provoca que la madre, sin quererlo, se distancie, y contribuya decisivamente al aislamiento del niño autista.

    Para Bettelheim existía algo previo a la falta de respuesta de la madre. El principal empeño de Bettelheim era comprender el autodesarrollo, o su ausencia en los niños autistas. Puesto que el sentido del yo va mano a mano con la primera consciencia del entorno, utilizó las ideas de Piaget afirmando: "la acción no requiere consciencia, pero tras habérsela representado genera la primera consciencia.

    La acción entonces crea la separación entre el Yo y el no Yo, fuera del caos primario. Respecto a Marcia, una de sus pacientes, Bettelheim afirmaba que la mala madre, el mal objeto, no había sido incorporado sino que simplemente había tomado posesión de Marcia.

    Servicios Personalizados

    Desde esta percepción se entiende que fundara la Orthogenic School, donde el niño era separado de sus padres para que de este modo, con la ayuda de los terapeutas, pudiera resolver sus problemas. Bettelheim falleció por suicidio en No tardaron, tras su muerte, en aparecer alegaciones respecto a la falsificación de credenciales académicas y acusaciones por abuso físico a pacientes internados en su escuela En cualquier caso, al margen de su contradictoria trayectoria profesional y personal, y de la validez de sus teorías, el impacto que ha generado su obra es innegable.

    La primera versión, el DSM-I 41 apareció en el año Aunque el autismo ya había sido identificado como una entidad específica nueve años antes no fue incluido en esta versión. Los niños de características descritas en el autismo eran diagnosticados como "reacción esquizofrénica de tipo infantil". El DSM-II 42 , aparecido en , tampoco contemplaba el autismo como un diagnóstico específico, sino como una característica propia de la esquizofrenia infantil.

    También hacía referencia a la posible asociación con retraso mental, como una característica adicional. Tabla I. No fue hasta , con la publicación del DSM-III 43 , cuando se incorporó el autismo como categoría diagnóstica específica. Para su diagnóstico se requerían seis condiciones, todas las cuales debían estar presentes. Se sustituyó autismo infantil por trastorno autista. Con ello el autismo quedaba incorporado a la condición de "trastorno" disorder , término que se usa en los manuales para definir genéricamente los problemas mentales, marcando una distancia conceptual con la terminología propia de los problemas médicos de etiología y fisiopatología conocida total o parcialmente.

    Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70) Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70)
    Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70) Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70)
    Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70) Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70)
    Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70) Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70)
    Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70) Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70)

Related Los orígenes de la psicología humanista (Educar nº 70)



Copyright 2019 - All Right Reserved